La insolencia del delfín

Es casi un axioma politológico, y en la izquierda, parece verificarse con singular pertinacia: las sucesiones nunca son fáciles. Lo son todavía menos cuando el jefe saliente dimite sin querer dimitir, obligado por las circunstancias, pero…

123